17 may. 2011

La Buitrera por el hayedo de Tejera Negra

Domingo, 15 de mayo de 2011
Hacía mucho tiempo que le tenía ganas al Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra y ahora que los días son largos es un buen momento para hacerle una visita.
La ruta que he escogido comienza en el aparcamiento del parque, sube por la cuerda hasta el pico de la Buitrera y vuelve por el río Lillas. Viene descrita en el libro de Manuel Rincón "Andar por el Macizo de Ayllón".
Son 15 Km y 650 m de desnivel. El racatrack: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1700139
Desde el 17 de mayo al 31 de diciembre hay que reservar plaza en el aparcamiento y obtener un pase: http://www.turismocastillalamancha.com/naturaleza/parque-natural-hayedo-de-tejera-negra/
El parque natural se encuentra al sur del río Lillas y, curiosamente, lo que casi no hay son tejos. Aunque, eso sí, se encuentra dentro de la Sierra de Tejera Negra, que forma parte de la Sierra de Ayllón.


partimos por el camino ascendente a la izquierda del pinar, en dirección al Collado del Hornillo, y volveremos por el camino a su derecha, junto al río Lillas. Con el permiso del pacífico ganado vacuno:

retama negra, Cytisus scoparius. Yo me hago un lío con las retamas, escobas, escobones, piornos, hiniestas y demás:

lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi), tiene la mirada de quien le acaban de despertar de la siesta. A mí me pasa igual:

algo más arriba nos internamos en pleno hayedo

Haya (Fagus sylvatica)

La verdad es que es impresionante



si continuamos por este camino acabaremos en el Arroyo Carretas, deberemos desviarnos a la izquierda en el cruce, en dirección al Collado del Hornillo:

Gayuba en flor (Arctostaphylos uva-ursi):

en el collado nos encontramos con la ancha pista que va al Río Sorbe



andamos apenas unos metros por la pista y aparece, a mano derecha, la desviación del PR que debemos tomar:

en esta parte el camino es muy difícil no perderlo entre pinos y terrazas de repoblación. De todas formas la dirección está en todo momento clara: hay que llegar a la cresta de la loma que nos conducirá al Alto del Hornillo

a partir de aquí el camino está mucho mejor marcado que, en cualquier caso, irá cresteando hasta llegar a la Buitrera, a la derecha de la foto:

narciso de roca (Narcissus rupicola):

Violeta del Moncayo (Viola montcaunica):

a la derecha el Barranco de Tejera Negra, que da nombre a la zona, y que baja desde El Corralón, en la Cuerda de Malcalzado. O "Cresta del Dragón", otra preciosa ruta que tuve la suerte de hacer en compañía de Silence y Bolelbilobi. Al fondo el Ocejón:

Abajo el Arroyo de la Zarza o río Sorbe o de la Hoz, encima la Cuerda de Malcalzado, al fondo el pico del Lobo, el Cerrón (creo), la Sierra de la Puebla y, a la izquierda del todo, el Ocejón:

a la derecha el Alto del Parrejón, al fondo el Pico del Lobo:





Alto del Cervunalillo, La Buitrera al fondo:

el Collado del Cervunal a la derecha donde nos encontraremos con la cuerda que viene del Puerto de La Quesera:

La Buitrera desde el Alto del Cervunalillo:

mirada al camino recorrido:

¡esto está petao de gente! ¿Habré llegado hasta Peñalara? ¿Para eso me comprao el gipiese?
Coincido con simpática gente procedente de Alcobendas que andan buscando la parada del metro para llegar a la ermita. Un saludo.

La Buitrera 2045m, o Cerro de Mesa Peñota







tras reponer fuerzas, con una empanada de pisto, rodeado de alcobendenses, tiro en linea más o menos recta, pero sin dificultad, al Collado de las Cabras:



este lado de la Buitrera es aún más bonito si cabe:

me reencuentro con las hayas, éstas de bastante más años

las hayas no tienen raices profundas, sino que se extienden cerca de la superficie de la tierra



fascinante vista de la cara este de la Buitrera:

donde la pista gira a la izquierda para bajar al barranco de las víboras (me encanta la toponimia de Ayllón: víboras, lobos, buitres, cabras, hasta dragones) debaría haber, según algún mapa, un camino que bajase cresteando hasta la confluencia del Lillas y el Arroyo de las Víboras.
De todas formas, mientras se sigue la cresta, se baja bien, pero por esquivar un pequeño pinar fui a dar al fondo del Barranco de las Víboras y ahí la vegetación estaba muy cerrada.
Con unos cuantos pinchazos y rasgaduras se llega al Río Lillas:

donde se procede a una segunda pitanza, a la espesa sombra de las hayas, para pasar el susto y lamer algo más que las heridas

el resto del camino será bajar siguiendo el Río Lillas entre preciosos parajes.
El camino va zigzagueando junto con el río y lo tienes que ir vadeando repetidas veces. La primera, crucé por encima de unas piedras, la segunda también después de dar un gran rodeo. A partir de la tercera por mitad del agua. Las zapatillas se encharcaban y hacían el mismo ruido que hace Calamardo al andar.
Recomendable llevar unas sandalias que se puedan mojar, por lo menos en época en que los ríos van cargados.

Aguileña (Aquilegia vulgaris)







otro lagarto verdinegro macho:







en un pastizal había cuatro bichos, que para cuando quise sacar la cámara ya guardada habían emprendido vuelo. Creo que eran alimoches:



Saludos a todos.

1 comentario:

  1. ¡Preciosa ésta Buitrera!

    A ver cuándo la subo yo también... Ayllón, nunca dejará de sorprendernos.


    Un abrazo, compañero.
    A ver si coincidimos pronto, que creo que va tocando una de las nuestras ;D

    ResponderEliminar