30 ene. 2011

POSETS o TUCA DE LLARDANA

Domingo, 26 de Septiembre de 2010.
Tras varios planes fallidos me encuentro con la sorpresa de carta de libertad para el último fin de semana de septiembre.
Deprisa y corriendo a organizarlo todo: primer problema, dan nieve para el viernes en el Pirineo. A tomar por ... otra vez.
Pero a medida que avanza el viernes el frente también avanza, y a toda mecha. El sábado ya no hay duda, buen tiempo domingo y lunes. A correr, dejo a gente en el camino pero no hay tiempo para esperar, la guerra es la guerra.
Madrid, Zaragoza, Huesca, Barbastro y, por fin, el pueblo de Grist (Eriste).
Una vez allí se puede dejar el coche en el mismo pueblo o coger una pista hasta la Pleta de Estallo.
La pista sale nada más pasar el pueblo a mano izquierda. Es muy estrecha y empinada, con trozos asfaltados, trozos de cemento y trozos de tierra. También se puede subir hasta que se acaba el asfalto y hacer el resto a pie, quizás la mejor opción

al poco de empezar a andar podemos disfrutar de la espectacular cascada de Espigantosa:



hasta llegar al refugio hay una hora y media, 565 metros, un agradable paseo por la Bal de Grist:

un cerradísimo bosque de pinos y avellanos. Ibas pisando las avellanas

el final se pone un poco más durillo pero cuando te quieres dar cuenta ya asoma el refugio, ¡anda, kño, si ya está ahí!:

el refugio del Forcau o de Angel Orús, a 2095 metros, es enorme y espacioso

al ser la noche del domingo al lunes sólo lo habitamos una parejita de navarros y yo.
Si por un casual vieran este repor les mando un saludo. Una joven pareja encantadora.

una habitación con literas para ocho, con dos cuartos de baño dentro, ¡con ducha! Esto no es montañismo, es un lujo.
Y muy bien atendidos por los dos guardas. Amable gente.
Y, sobre todo, con magníficas vistas:

como aún quedaban unas cuantas horas de luz aproveché para recorrer la primera parte del tramo del día siguiente con la vana intención de ver, aunque fuera de lejos, el Ibón de Llardaneta.

no llegué muy lejos, estaba cansado, más que de la subida al refugio, de la paliza de coche.

pero aproveché para cenar sentado en una roca embelesado por tanta belleza

tenía unas tremendas ganas de volver a Pirineos después de muuucho tiempo y me sentía emocionado
Se podía ver la parte de atrás del Gallinero, en Castejón de Sos, siempre lleno de parapentes. Supongo que en invierno se verán las pistas de esquí de Cerler:

el pico que da nombre a la antigua cabaña del Forcau y ahora refugio

por aquí pasa el GR11, atraviesa el collado de Grist y baja hasta el refugio de Biadós. Por el collado de la Pllana, que se ve en la foto, se asciende al bonito Bal d'es Ibons

de vuelta al refugio, un caldito caliente, musiquita, "Om, La Montaña Roja" y muchas fotos



precioso el sol poniente sobre la Tuca des Corbets:

Cascada d'els Ibons:



ver salir a Júpiter sobre la Sierra de San Chulián es la señal para ir pensando en acostarse

A las 6.30 café y dos magdalenas, bajar al vestíbulo a ponerse las zapatillas y coger los bártulos de la taquilla (no tienen llave)
y ¡afuera, pa la calle!

hace un frío que pela, el suelo tiene una gruesa capa de escarcha, hay que andar con ojo.
En cuanto me veo seguro apago el frontal. Andar por montaña con la luz de la luna es algo de lo que me encanta disfrutar

poco a poco es el amanecer el que ilumina ya el camino



aunque aun hay luna para rato ¿Cómo era? ¿Si el sol sigue a la luna, decreciente, si la luna sigue al sol, creciente?

Ya asoma el Diente de Llardana

sabía que había que cruzar el Torrente de Llardaneta y en el primer cruce tiré para abajo. Error, ese era el camino que sube al collado de la Pllana.
El río se cruza mucho más arriba, por donde está este puente:

¿Gorges?:



por ahí arriba debe andar el ibón, pero no se llega a ver en ningún momento

ahora hay que pasar entre el Diente de Llardana y la Tuca Alta, lo que se conoce por Canal Fonda

el sol ya asoma







y parece que anima y da fuerzas para remontar lo que queda, que es lo más duro

por esas alturas andaban varias parejas de sarrios (rebeco, Rupicabra pyrenaica)

que suerte la suya poder vivir aquí:

mirando atrás:

y para delante la pareja de Navarros que han conseguido adelantarme y atacan ya la Canal Fonda



de lejos todo es piedra, pero de cerca asoma la vida, Linaria alpina, creo:

en la Canal Fonda hay dos neveros perpetuos. A estas alturas están muy reducidos y se pueden sortear por la derecha sin pisar nieve sin ningún problema

de esta forma te ahorras el peso de las botas y los crampones y el piolo. Ya les tocará turno, pero no hoy

las zonas a la sombra están duras por la helada y se sube muy bien



superando este pequeño esfuerzo se llega al collado del diente

donde los paisajes empiezan a ser ya bestiales.
Las espadas:




el Forau de la Neu:



la Tuqueta Roya:



ahora empieza lo bueno. Hay que subir zigzageando hasta llegar a las rocas blancas del fondo, que pasaremos por la izquierda, no hace falta llegar a ellas.

a continuación queda una corta cresta que nos conducirá a la cima. La cresta tiene dos o tres trepadas muy fáciles y nada aéreas, y es bastante ancha. Eso sí tienes para caerte muchos metros a tu derecha y muchos a tu izquierda, estás en lo más alto. No tiene comparación con la cresta de Espadas que algunos foreros han descrito por aquí, pero para un subecuestas como yo es un puntazo de cresta.
¡¡¡fototop!!!

no me gustaría ir con esta foto al despacho de Miss Hawley (claro que tampoco es un 8000):

el tiempo era buenísimo, aunque hacía un viento muy frío, se podía ver todo el Pirineo. ¡Qué maravilla!
hacia el oeste:



hacia el norte, eso sí es una cresta



hacia el este:

la Ball d'es Ibons:

hacia el sur la cresta por la que hemos subido:

y la preciosa cresta de las Espadas:

qué abajo queda ahora el diente:

un zoom al Aneto (para la siguiente)

Tuca de Llardana o Posets 3369m



y a bajar 1800 metros





había un montón de marmotas. Cómo chillan la jodías, todo el valle se enteró de que la quería sacar una foto

parada en el refugio, cervecita, bocata, coger las cosas y para casa.
mapa de ruta:

Un lujo poder subir al Posets con solo dos personas en el ascenso y cruzándonos con otros dos chavales en el descenso.
Perdonarme el tochazo fotos, mepasao. Pero sirva de excusa que es la crónica de un reencuentro muy emotivo.

5 comentarios:

  1. No podías haber tenido mejor regreso que éste en los Pirineos. Como está mandao, sí señor :D

    Aunque me corroe la envidia porque pudiste llegar arriba y sobre todo, y más importante, disfrutar de todo el paisaje que allí asoma y que parece increíble. Estoy deseando intentarlo yo también y conocer la zona.

    ENHORABUENA, máquina.
    Y estupendas fotos y descripciones, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Encontre esta pagina googleando otras cosas pero me ha encantado, fotos, descripciones, detalles de las rutas, tus comentarios de buen humor... y a veces no tanto. Es de aplaudir el espiritu con que has hecho tu blog y tu y tu companera dais envidia y motivacion para coger los trastos y echar a andar.
    Espero que sigas con tus andanzas y que no pares con el blog que seguro que hay mucha gente como yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras. Al final lo más importante, para mí, es eso: motivarnos unos a otros a echar a andar.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Juancar, ahora que me fijo... Releyendo las crónicas; en ésta del Posets hay un error con la altitud que le das, en una de sus fotos de cumbre.... Puedes revisarlo tú mismo, pones creo que 2.320m (cuando es un 3.000m) jeje

    ABRAZOTES, COMPI!!

    ResponderEliminar