29 ene. 2011

LA TORNERA desde el Puerto de La Puebla

Sábado, 2 de Enero de 2010.
Recorrido circular de 21 Km y 780 m de desnivel, más o menos.

Aprovechando que el sábado día 2 el mal tiempo se iba a tomar un descanso y para estrenar la segunda decena del siglo decidí conocer la Sierra de la Puebla, zona que ya había atraído mi atención desde el Hayedo de Montejo de la Sierra.



El coche se queda en el Puerto de la Puebla, a 1637 metros, donde hay dos espectaculares miradores, uno al Este y otro al Oeste:


Apenas se baja unos metros por la carretera ya aparece el desvío. El camino lo encontraremos muy poco señalado con algún hito perdido, pero no hay más que seguir la cuerda y solo en muy pocos puntos surgirán dudas.


Al fondo vamos dejando la Peña la Cabra, escondida detrás del Cerro Portezuela con sus antenas. Emplazo su visita para otro día. Mucho más lejos a la derecha se ven el Mondalindo y La Najarra:


Bonita y poco habitual estampa de Guadarrama desde el Este. Mondalindo a la izquierda, el Nevero a la derecha y todo el valle del Lozoya en primer término:


Primera subida, Cerro Montejo:


Y el Pico de la Tornera, que no será la última subida:


Solo en la última parte del recorrido aparecerán huellas de personas. La zona es muy solitaria y agreste.


Todo el camino rodearemos, o pasaremos a través de, unos magníficos pinares, ahora adornados de blanco:






Madrid estará todo el día bajo un mar de nubes:


Segunda subida, El Contadero.
Las rocas estaban cubiertas de hielo, lo que las hacía quedar muy bonitas en las fotos, pero que lo ponían difícil para encontrar paso:






Peñalara desde El Contadero:


Lo que había en abundancia eran huellas de todo tipo de animales. Unas de varios días y otras muy recientes. No tuve suerte y no se dejaron ver, salvo a algunos pájaros como perdices y picapinos.


Peñalara, que se había vuelto a poner el gorro encima:


Primera meta, la doble cima del Alto del Porrejón, a 1827 metros




Sierra del Ocejón


El Porrejón tiene tres hitos


Sierra del Ocejón


Siguiendo el GR 88 podríamos bajar a La Hiruela:


Las nubes andaban inquietas, a partir de este momento los ratos de sol serían escasos:


Siguiente, Peña Hierro. La Tornera, al fondo, para el final:


El valle de la Sierra de La Puebla forma una especie de cráter casi cerrado, con La Tornera y Peña La Cabra a ambos lados:


y la Puebla de la Sierra en su fondo:


Puestos en Cabeza del Estillo. Decía la abuela que el que se esconde es para hacer maldades. Que si no, para qué se esconde:


Creo que el nombre de este collado es del Estillo, el que hemos dejado atrás el de las Palomas y el que se ve al fondo el Llano. Como siempre no coinciden los nombres del IGN y los de los otros mapas.
A él llega el GR 88 procedente de La Puebla y antes, de El Atazar.
Como se va haciendo tarde decido intentar ganar algo de tiempo rodeando el Pinhierro. Hay que bajar por la pista que se interna en el pinar y luego subir directo por un camino bien marcado al Collado Llano.


¡Insensato no sigas mis huellas! ¡Tengo menos idea que tu adonde conduce todo esto!


Lo único que se es que por el camino se encuentran cosas bellas, y que la belleza es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo:






Al llegar al Collado Llano las nubes que cubrían la sierra del Ayllón, y que a Verto y a Geme les impedían la visibilidad, desaparecen y nos permiten disfrutar de su vista. El 31 y la nochebuena debió de caer mucha nieve, sobre todo por la zona de Somosierra. Pico del Lobo y La Buitrera (creo):




El Ocejón:


Uno, quizás El Nevero, parece haberse soltado y quedar a la deriva sobre el mar de nubes:


Porrejón, Tres Provincias, Pico del Lobo, La Buitrera:


La nube de la central nuclear de Trillo consigue romper y atravesar el mar de nubes:


La Tornera está ya cerca, pero es tarde, el cielo tiene mala pinta, las piernas empiezan a protestar y queda mucho camino de vuelta. Aunque hay luna casi llena las nubes no se si la dejarían iluminar el camino. Por otra parte el camino de vuelta es por pista: imposible perderse. Decido andar hasta esas rocas sin nombre:


Al final el cansancio decide y doy vuelta sobre mis pasos. Un acierto pues cuando llego a la pista y vuelvo la mirada me encuentro con niebla donde hace un momento había estado sacando las fotos: no se de dónde salió.


Desde aquí se puede bajar al pueblo y subir de vuelta al puerto por el camino del cartero o utilizar la pista que va a media ladera.
Elijo la segunda opción, atravesando hermosos bosques de pinos, con un silencio delicioso, en compañía de esquivos picos picapinos que no se dejan fotografiar y huellas en la nieve de animales para mi desconocidos.
El último tramo es por la fea carretera, pero solo son dos kilómetros y medio, aunque cuesta arriba, y te puedes ir leyendo los guardarrailes


Por este cañón escapan las aguas del río de La Puebla, abriendo el crater que forma el valle:




y aún no me he ido y ya estoy deseando volver.

2 comentarios:

  1. Pues muy bonita la zona y las fotos. Tengo una duda ¿esa zona se llama Sierra de la puebla?.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Así es según el mapa de La Tienda Verde. En el del IGN viene como Sierra del Rincón.
    Me alegro de que te guste.
    Saludos.

    ResponderEliminar